Las 10 de ATM, Lecciones rápidas para manejar un F1 sin experiencia previa alguna.

Updated: December 26, 2012

Últimamente hemos visto algunas promociones que dan como premio poder manejar un auto F1. ¿Se imaginan a un mortal normalito, como nosotros, saliendo de su Chevy o Tsuru para subirse a un Fórmula 1?. Es por eso que ATM ha creado 10 sencillas lecciones para que cualquier mortal pueda subirse a un F1 sin hacer el ridículo

Las 10 de ATM, Lecciones rápidas para manejar un F1 sin experiencia previa alguna.

1. La primera impresión: Cuando esté por primera vez frente al auto no brinque, llore o corra a besar el auto. Mantenga el temple y si se le sale una lágrima diga que es una basura en su ojo. Evite comentarios como: “¿Y donde se sienta el copiloto?” O “Yo no le volé las salpicaderas… así estaba cuando llegué.” Eso puede poner nerviosos a los mecánicos e ingenieros.

2. Preparación: Antes que nada, vaya al baño. Después, saque todo lo que traiga en los bolsillos, tome un casco, un traje y todo lo que se pone un piloto, y póngaselo. Recuerde, primero el traje, después los zapatos. Después colóquese la balaclava. (esa cosa que parece calcetín gigante) en la cabeza. Si no ve nada es que se la puso mal; busque el agujero y coloque la cara en el.

3. Ingreso al Cockpit: Diríjase de frente y seguro de si mismo al auto. (no busque las puertas porque no las tiene). Ingrese de un solo movimiento introduciendo primero los pies y escurriendo el cuerpo hacia delante hasta quedar completamente dentro del auto. Si se atora a la mitad del camino aguante la respiración y suma el abdomen (panza).

4. Aseguramiento: Ya que está usted dentro del auto, deberá ponerse el cinturón de seguridad. Este cinturón no es como el de su auto, este es de 5 puntos, así que no grite cuando vea que los mecánicos le meten las manos entre las piernas para ponerle el cinturón. Evite, a como dé lugar, hacerle el famoso “beso a pipo” al mecánico que está agachado frente a usted asegurándole las correas. Esto puede ganarle enemistades que pueden afectar su seguridad personal cuando el auto esté en marcha. Recuerde que los mecánicos son quienes arman los frenos y la dirección del auto.

5. El Cockpit: Ya que está dentro del auto, verá frente a usted un volante. No, no está chueco, los volantes de F1 son rectangulares, no redondos. El volante está lleno de botoncitos y perillitas que cumplen distintas funciones, pero no se asuste, ninguna es un detonador, ni sirven para expulsarlo con todo y asiento. No comience a apretar el botón que dice “Radio” buscando su estación favorita; en realidad este botón le servirá para comunicarse con los Pits así que si comienza a escuchar una voz que le habla, no piense que es su conciencia, es el ingeniero del equipo.

Continúa
0 comments
%d bloggers like this: