Las 10 de ATM: Lecciones rápidas para manejar un F1 sin experiencia previa alguna. parte 2

Updated: December 26, 2012

Continuación:

6. Puesta en marcha. Ahora usted está listo para iniciar la aventura de manejar un F1. Lo primero que debe hacer es presionar el botón de ignición. ¿Recuerda las clases de Inglés que tomó en Harmon Hall? Al fin llegó la hora de sacarles provecho… así que cuando le digan “Push The Red Button” usted apriete el botoncito rojo. No se asuste, ese ruidero bestial es normal, se trata de un motor de 900 caballos que está a 30 centímetros de su cabeza. Sin embargo, lo que NO es normal es esa vibración tan fuerte. Así que cálmese, es usted que está temblando. Respire profundo y cuente hasta 10. Si es absolutamente necesario indíquele al equipo que necesita salir del auto y corra al baño.

7. Los primeros metros: Después de 40 o 50 intentos fallidos, al fin logra mover el auto sin que se le apague. Ya está usted recorriendo sus primeros metros en un F1. Es una maravilla ¿no? Es un auto que casi se maneja solo y al fin usted puede gozar de la experiencia. El auto responde a la menor presión sobre el acelerador y la velocidad casi no se siente por lo que le recomendamos no confiarse demasiado pues en menos de lo que canta un gallo el auto podría acelerar hasta los 300 KPH.

8. La primera curva: ¿Recuerda que le dijimos que no se confiara? Debió hacernos caso, se acerca la primer curva y por lo tanto usted debe frenar. Los frenos de este auto son hechos de carbono y no se asemejan en nada a los de tambor del auto que tiene en casa. Al frenar sentirá algunos síntomas normales: 1. Sentirá que los ojos se le salen de sus órbitas. 2. Usted podría jurar que el estómago se le ha subido hasta la boca, 3. Sentirá que las amígdalas toman un tamaño enorme (en realidad no son las amígdalas). Estos síntomas son normales y su magnitud va en relación directa a la velocidad que traía antes de comenzar a frenar, Ahora que ha tomado una velocidad adecuada, tome la curva girando gentilmente el volante. Seguramente sentirá cómo sus entrañas se reacomodan y se constriñen hasta convertirse en un bulto en su costado, es normal, son las fuerzas G que actúan cuando se hace un viraje a alta velocidad. Si sale sano y salvo de esta curva procure tocar sus pantalones para verificar que estén secos. Si no lo están, debió hacernos caso cuando le aconsejamos ir al baño.

9. De regreso a pits: Antes de llegar a la recta principal de nuevo, ponga mucha atención y busque la entrada a los pits. Si ve un letrero que dice “Pit In” No se ría ni piense que es albur o que se refieren a su compadre. Ingrese al camino que lo llevará a los garages y reduzca la velocidad. En el volante encontrará un botón que regula la velocidad en pits. Oprímalo y no se asuste usted no ha descompuesto el auto, ni lo ha desbielado, así suena el motor cuando entra el gobernador para limitar la velocidad. Ahora ponga atención al frente para ver al grupo de mecánicos que lo esperan. Varios le estarán haciendo señas moviendo los brazos. No los salude de regreso, sólo le indican donde tiene que detenerse.

10. Bajando del auto: Al llegar al lugar donde lo esperan, detenga el auto y apáguelo con el botón en el volante que dice” Kill”. Esto no es un arma secreta para aniquilar enemigos, es el botón que apaga la marcha. Quite el volante y espere a que le quiten el cinturón. Nuevamente le aconsejamos no aplicar el “beso a pipo” como se indicó en el punto 4. Si tiene fuerzas, salga del auto usted sólo pues esto le dará respetabilidad frente al equipo. Si no las tiene, finja estar tan emocionado que no quiere salir del auto y quédese ahí hasta recuperar las fuerzas o hasta que vuelva a sentir las extremidades.

 

Así llega el fin de la gran aventura que ha sido manejar un F1así que quite esa cara de espanto y sonría. (Si no es demasiado tarde, vaya al baño nuevamente).

0 comments
%d bloggers like this: